Pues sí, para este invierno no compré abrigos ni nada, porque tengo la esperanza de envolverme en tu barba y pasar los días fríos abrazados y cubiertos por ella.








top