A veces me siento a dibujar cuando escucho música o no quiero pensar. No lo hago muy bien, pero me relajo un montón y me hace sentir ligero y satisfecho. No soy diseñador, dibujante ni nada que se le parezca, yo hago las cosas porque me dan ganas y punto.

Son contadas las cosas que me gustan como quedan, las demás las dejo abajo de mi escritorio y ahí se van acumulando, pobres. No sé por qué siempre dibujo lo mismo, me fastidia mucho. A veces quiero dibujar a gente más real, casas, carros, flores o paisajes, pero no, la primera línea que sale es el cabello, luego la cara, luego los ojos y la boca. Después me sigo con el cuello, los hombros, el torso, los brazos, las piernas y los pies.

Ojalá algún día dibuje muy bien.




top