Cuando estaba más joven escribía muchísimo, ahora no puedo escribir casi nada. Es irónico porque de eso vivo. De eso y de "tener ideas". Bueno, no tengo ideas, la realidad es que lucro con las inseguridades de las personas para que compren cosas, o eso creo que hago. No sé.

He seguido paso a paso todas las recomendaciones que me han dado: leer más, ser extremo, beber té, ser extremo, ir de paseo, ser extremo.

Ser extremo, entendido por mí, es ser determinante. Eso me ha llevado a quedarme sin amigos que quise mucho.

A veces tengo ideas muy precisas de lo que quiero escribir, me pongo frente a la computadora y sale absolutamente nada.

Siento que tengo mucho que decir, como todos en el planeta, pero luego no sé ni por dónde comenzar.

Me da mucho miedo escribir cosas y que la gente se burle de mí. Evidentemente no estoy pensando en escribir alta literatura. Estoy pensando en escribir las mil y un tonterías que me pasan mientras soy uno más de los mil millones de seres humanos en el mundo.

¿Debo ir con un psicólogo o a una clase de escritura creativa?

1 vienes y lo escribes:

Viridiana dijo...

Eres muy determinante en nunca aceptar mis invitaciones a cenar, triste para mi, pero creo que eres muy talentoso y sólo estás agobiado quizá por demasiadas tareas en la chamba un cursito te haría bien, aquí hay varios los sábados , te recomiendo el de cuento breve de Felipe Soto, te pone a escribir y aprendes. Besos ! http://elclaustro.edu.mx/escrituracreativa/

Publicar un comentario

top